Las ventajas de beber Vino


Muchos médicos aconsejan a sus pacientes beber vino tinto cada día, porque hace bien a la salud. Por supuesto, se refieren a solamente una copa.

Muchas personas siguen ese consejo al pie de la letra, pero no siempre saben las verdaderas razones por las que el profesional les recomienda esa acción, simplemente la cumplen por quién lo dice.

El vino es saludable cuando se bebe en las cantidades apropiadas (que, según los expertos, es de una copa por día). Pero atención, porque se trata de beber cualquier vino: la variedad debe ser tinto.

Tampoco es cuestión de consumirlo en el momento que se quiera: tiene que ser durante la cena o el almuerzo.

Todo esto se concluyó luego de varios estudios en los que se concluía que una copa de vino tinto al día ayudaría a prevenir muchas enfermedades cardiovasculares, tanto en los hombres como en las mujeres.

Beber vino ayudaría a tratar dolencias y trastornos tales como la diabetes, la demencia o la osteoporosis.

Si bien el vino es una de las bebidas con alcohol más antiguas del mundo, no hace tanto tiempo que se han descubierto estas ventajas.

Antes se bebía únicamente para divertirse, relajarse, acompañar banquetes o disfrutar de un brebaje diferente.

Reduce el riesgo de fallecimiento

En Europa, las investigaciones afirman que el consumo de entre 22 y 32 gramos de alcohol por día tiene un efecto “protector” de la salud, evitando la mortalidad por muchas causas.

En Dinamarca, Francia e Inglaterra se dice también que beber vino de manera moderada es mejor que la cerveza u otras bebidas alcohólicas.

Disminuye el efecto del cigarrillo

El vino serviría para regular los daños que genera el tabaco en los vasos sanguíneos, ya sea para relajarse.

Sobre todo, tiene efectos positivos en el endotelio, una capa de células que reducen la fricción entre los vasos linfáticos y sanguíneos, y en el corazón.

¡Que sea sangre es te cuida! ¿Una copita?  

© 2022 - Bodega de Autor - El Sueño Vineyard